APODOS Y TRANCE: OTRA MANERA DE EXPRESARSE (Parte 1)

APODOS Y TRANCE: OTRA MANERA DE EXPRESARSE (Parte 1)

Los apodos que más nos gustan del mundo trance vuelven con fuerza, y en este reportaje en dos partes os hablaremos de ellos y de los que esperamos volver a ver en escena muy pronto

Publicidad
Comparte lo que lees
APODOS Y TRANCE: OTRA MANERA DE EXPRESARSE (Parte 1)

Es bien sabido por muchos de vosotros que una gran parte de nuestros DJs favoritos del panorama trance utilizan diferentes alias para así poder expresarse de una forma más completa y dar rienda suelta a todo su bagaje musical  y repertorio creativo. Vamos a repasar brevemente algunos apodos o alias que han sido rescatados y otros que siguen vigentes y merece la pena no caigan en el olvido.

 

Si digo que Alpha 9 está de vuelta, quizá más de uno no reconozca este apodo que pertenece al DJ y productor ruso Arty. Aunque joven y con reducida carrera musical, desde sus inicios en 2009 supo como llamar la atención con sus cuidados y melódicos sonidos. Enhanced Progressive y Anjunabeats fueron los sellos más solicitados para sus producciones aunque pudimos ver su música también en otros labels. Tanto el progressive trance como el progressive melódico fueron los subgéneros en los que más cómodo se sentía el joven ruso hasta que salió de la escena trance. Es curioso destacar que solo contábamos con dos producciones bajo Alpha 9: "Bliss" y "Come Home", del 2009 y 2010 respectivamente.

 

A principios de febrero Alpha 9 regresaba y en poco más de un mes nos deleitaba con dos producciones: "The night is ours" y "Only good mistake", esta última junto al duo Koven y por su sello favorito: Anjunabeats.

 

 

Aunque las comparaciones a veces pueden ser odiosas, nada tiene que ver la dilatada carrera del siguiente artista con la escrita unas líneas más arriba.

 

Dakota es el alias bajo el cual Markus Schulz nos ha mostrado ese sonido más personal, progresivo, a veces minimalista y otras tímidamente techno. Su primera referencia como Dakota data de 1999 con su tema "Swirl", desde entonces y con dos álbumes de estudio (más uno con remezclas) el germano nos ha regalado su música más pura y envolvente. La mayoría de sus referencias han sido lanzadas por el sello fundado por él mismo, Coldharbour Recordings, o mejor dicho por el subsello Coldharbour Recordings Red (activo desde 2007 hasta 2012); desde entonces, sonidos progresivos más oscuros nos hipnotizaban. Mención especial merecen "Sin city" o "Cathedral", dos épocas y estilos diferentes:

 

Después de dos años Markus Schulz regresa con ese progressive de antaño y con toques más techno fruto de su colaboración con el gran Koen Groeneveld. Nos encanta escuchar esta fusión musical como Dakota. Aunque estaba dormido, sigue vivo.

 

 

El siguiente dúo holandés no resucita ningún alias puesto que no lo tenían, sino que crean uno nuevo para anunciar a bombo y platillo que vuelven a producir trance, género que les vio nacer en 2008 y que abandonarían 5 años más tarde para orientar su música al tan cacareado sonido big room. Willen Van Hanegem y Ward Van Der Harst son los componentes de W&W. Sin duda alguna, el electro trance fue el subgénero elegido para crear temazos en los que contundencia y melodía combinaban continuamente entre sí con increíbles paradas que nos hacían bailar y a la vez volar como locos. 

 

Para muestra un botón con este "AK 47" de 2001.

 

Comparte lo que lees